Autoautopsia (III)

06/12/2007

La aorta es de tamaño y forma normal. La carótida es de tamaño y forma normal. No presentan obstrucciones. Las arterias iliacas están en condiciones normales también. Las arterias mesentéricas celíaca y renales son permeables con placas ateromatosas. La vena cava superior e inferior son normales.

Recaudé cansancios en el cortex de noches escalenas mientras jugaba por armónicos jardines de teclas. -Teclas que acabé por tragarme y ahora mis jugos gástricos aporrean este réquiem.- Ofrecí cavidades torácicas huecas para que fueran amuebladas con cadencia gíglica. Al final, un matriarcado de arpías las decoran. Almacenar fracasos como constantes neperianas se convirtió en mi lobotomización cotidiana. Pero ya no sé… en la patología del recuerdo el pensamiento se enmohece. Y ya nada se presenta especialmente importante. Sólo este reciclaje sentimental: Yo, arcada impresionista en busca de lienzo usado.

Mi corazón:

Un depósito de cadáveres.

Anuncios

One Response to “Autoautopsia (III)”

  1. anónimo Says:

    Vaya, parece que se está empezando usted a repetir.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: