E.M. Cioran

05/30/2007

cioran.jpg

Si en la noche quirúrgica un corazón transplantado sufre rechazo, Cioran es el eco chirriante de los huesos…

Pero un S.O.S. peculiar, un empapelarse con necrológicas dominicales para ir ensayando la despedida. -Un desgastarse sin estrenar ningún dolor nuevo.- Él enumera los gentilicios del alma como quien farfulla un menú de caleidoscopios en blanco y negro. Porque escribe a bocajarro, como si se tragara las teclas de un piano y nos aporreara un réquiem con sus jugos gástricos; esculpiendo metódicamente el primer esputo de la mañana – que ata a un punto fijo de su conciencia con las cuerdas que usa como funambulista del hastío.-

Y es que los sonámbulos como él excavan trincheras en la almohada toda la noche y no lo llaman sueño. Más bien van archivando repulsión en la lengua a sabiendas de que los ronquidos del universo son los nuestros. Y cuando otros gustan de decorar la soledad encalando las paredes de su cerebro con el síndrome de Diógenes, Cioran se deleita en la vigilia melancólica de la última primavera.

Pero también él enhebra silencios nostálgicos. Y a pesar de que no esquiva la astronomía de los sepulcros sentimentales, su silencio es un silencio de insesctos masticando muertos. ¿Cómo si no osaría tender sus pensamientos en una mesa de disección cuando aún se escuchan los ecos del parto? Porque aunque a veces parezca desarmado de convicciones, abúlico, siempre consigue amasar una perseverancia que se arrastra hasta el desenfoque par excellence: un breviario de dudas cinceladas a machetazos por el agravio. El agravio de haber nacido, el suplicio de ser él. Y este coleccionar fracasos como constantes neperianas su obsesión.

Nunca nadie antes transformó su corazón en un depósito de cadáveres.

Anuncios

3 Responses to “E.M. Cioran”

  1. claudia Says:

    me parece q

  2. claudia Says:

    me parece que cioran es el dolor y la transfiguracion encarnadas,preso en el miedo y la angustia de los que no saben vivir.

  3. TU MISMO Says:

    yo creo que cioran si sabia lo que era vivir,lo que no soportava era la estupides humana, y ese abismo de sombras que el hombre construye enrededor.Adoradores de amigos invisibles que luego no dudan ni un instante en acabar con lo tangible que les rodea.Esos si son los que no saben vivir ,Y SON EL GRAN GRUESO DE LA HUMANIDAD….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: